¿Una discapacidad vuelve invisible a una persona…? A veces parece que sí, pero ¡¡no!!

Vivimos rodeados de personas con discapacidades de todo tipo (física, sensorial, mental, etc.), pero parece que nos son muchas veces invisibles. No nos paramos a pensar en cómo son sus vidas y la de sus familiares. Vamos a nuestro rollo y siempre con prisas.

Sólo te pido que te detengas a pensar un momento. Los más cercanos a nosotros son los invidentes, que día a día nos venden los cupones. Estamos tan acostumbrados a verlos que no reparamos en cómo son sus vidas, desde que se levantan, se asean, visten, comen y salen a la calle a buscarse la vida totalmente ciegos.

Solo porque una persona carezca del uso de la visión, no significa que carezca de visión.
Stevie Wonder

Vemos a persona en sillas de ruedas y muchas veces es como si viésemos un carrito de bebe. Y no es así. En esas sillas están sentadas miles de historias diferentes, desde accidentados de tráfico, enfermedades degenerativas, parapléjicos y tretapléjicos, etc. Cada una de estas personas con sus peculiaridades y no suelen quejarse. Viven la vida.

Es una pérdida de tiempo estar cabreado por mi discapacidad. Uno tiene que seguir adelante con la vida y yo no lo he hecho mal. La gente no tendrá tiempo para ti si siempre estás cabreado o quejándote.
Stephen Hawking

Es muy difícil ponerse en su lugar pero te invito a hacer un «ejercicio» que yo mismo probé. Coje una silla de tu casa y siéntate en ella en la cocina o en el baño y olvíate de que sientes las piernas. Intenta hacer algo solo como coger de los muebles altos, moverte en la medida de lo que puedas, o simplemente sin usar las piernas intenta sentarte en el water…

¿Difícil no? Pues lo vamos a complicar un poco mas. Ahora olvídate también de que te responden los brazos. Esto es más retorcido pero necesario para entender. Es el momento de que le pidas a alguien que te lave la cara, que te de de beber o de comer. También pídele que te lleve a la cama. El «ejercicio» es algo duro, pero no es nada comparado con lo que tienen que afrontar a diario ellos, sus familiares y cuidadores.

No piden compasión, sino solo respeto y que no se les mire como si fuesen de otro planeta. La familia son los grandes apoyos en la mayoría de los casos. Están siempre cuidándolos y mimándolos con esmero para que se sientan dignamente tratados en todo momento.

Pienso que un héroe es un individuo extraordinario que encuentra la fuerza de perseverar y resistir a pesar de los obstáculos.
Christopher Reeve

Y recuerda que cualquiera de nosotros puede pasar en un momento al otro lado de la brecha que margina muchas veces a las personas con alguna discapacidad…