La Echinacea es un género de plantas herbáceas y perennes, perteneciente a la familia Asteráceas. Todas ellas son nativas de Norteamérica y comprenden un total de 23 especies descritas, de las cuales sólo 10 están acreditadas como medicinales. Las de uso más habitual son la Equinacea angustifolia y la Equinacea purpurea.

La Echinacea es uno de los remedios más conocidos para ayudar al organismo a defenderse contra infecciones, tanto bacterianas como víricas, debido a su capacidad de estimular el sistema inmunitario.

Combinada con otras hierbas puede servir para tratar infecciones menores en cualquier parte del organismo. Por ejemplo, asociada con a la Milenrama y la Gayuba, resulta eficaz para tratar la cistitis.

Los nativos de las tribus americanas utilizaban la Echinacea para tratar los resfriados, dolores de garganta y algunas infecciones.

Propiedades e indicaciones

La Echinacea tiene actividad inmunoestimulante, es decir, que es capaz de fortalecer las defensas naturales del organismo.

Por ello, su uso está indicado en el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior tales como amigdalitis, laringitis y procesos catarrales de nariz y senos. Es utilizada para el resfriado común, dolor de garganta, tos y fiebre y, en general, para potenciar el sistema inmunológico y aumentar las defensas del organismo, reduciendo los síntomas de la mayoría de los procesos víricos.

Forma de empleo y recomendaciones

La parte que se utiliza de la planta son las cabezuelas florales y las raíces.

Puede administrarse de diferentes formas:

  • Decocción: Poner 1-2 cucharaditas de la raíz en un volumen de agua equivalente a una taza, llevar a ebullición y dejar hervir a fuego lento durante 10-15 minutos. Tomar tres veces al día.
  • Tintura: Tomar 1-4 ml de tintura tres veces al día.

Para mayor comodidad, también suele comercializarse en forma cápsulas o comprimidos.

Contraindicaciones

No usar en menores de 12 años.

No usar tampoco durante el embarazo o la lactancia.

Interacciones

Evitar el consumo de café mientras dure el tratamiento, ya que la Echinacea puede incrementar los efectos no deseados de la cafeína (dolor de cabeza, taquicardia).

Reacciones adversas

Tomada vía oral, la Echinácea no suele causar efectos secundarios. No obstante, determinadas personas sensibles pueden experimentar fenómenos alérgicos (erupción cutánea, agravamiento del asma o anafilaxia).

También puede dar lugar a náuseas y problemas estomacales. Para evitar estos efectos secundarios se aconseja utilizarla durante periodos de no más de 6 u 8 semanas.

Imagen destacada tomada de Pixabay