El verano es una época del año en la que debemos cuidar un poco más la piel y prepararnos adecuadamente para el sol que tantos beneficios nos proporciona.

La forma habitual a la que estamos acostumbrados a cuidarnos de la acción del sol es recurrir a cremas y geles fotoprotectores que aplicamos directamente sobre la piel con un factor de protección solar adecuado para nuestro tipo de piel.

Sin embargo a veces puede no ser suficiente y, si además queremos lucir bronceado, podemos ir más allá en la protección de nuestra piel ya que existen productos que tomados con la suficiente antelación (varias semanas) nos ayudan a preparar la piel para que esté en las mejores condiciones antes de la exposición al sol.

Betacaroteno

Nos facilita un bronceado seguro y ayuda a prevenir las quemaduras y alergias solares en personas de piel clara. Tiene un efecto protector de las células y refuerza la resistencia de la epidermis a las agresiones de los rayos ultravioleta.

Aceite de borraja

Retrasa el envejecimiento cutáneo y protege la piel de los rayos ultravioleta, debido a la acción de sus ácidos grasos esenciales. Hay una mejora de la hidratación de la piel ya que contiene ácido linoleico, compuesto precusor de los fosfolípidos que forman las membranas celulares.

Caroteno y aceite de borraja

Recuerda también que es importante hidratarte adecuadamente, usar un protector solar y evitar las horas de máxima incidencia del sol.

Y, por supuesto, seguir una alimentación completa y variada que, junto a cierto suplementos naturales como los que te he mencionado antes, garantice todos los nutrientes que tu piel necesita para estar sana y bonita.

Foto superior diseño de freepik.es