¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que cursa con brotes, término aplicado cuando la presencia de la enfermedad es más notoria por la aparición de placas hiperqueratósicas en determinadas zonas del cuerpo. Tras el brote suelen haber periodos de mejoría de la piel.

Uno de los tipos de psoriasis más frecuente que vemos en la oficina de farmacia es la conocida como psorasis “en placas”. En esas zonas el proceso de renovación de la piel está acelerado, y hay acumulación de las nuevas células, dando lugar a un engrosamiento característico y a la descamación por células muertas que han quedado en la capa más externa de la piel.

Es importante conocer que está catalogada como una enfermedad de tipo autoinmune, es decir que nuestro sistema inmunitario no reconoce determinados elementos propios, desencadenando una respuesta inmunitaria frente a ellos. Suele manifestarse por primera vez entre los 15-35 años, y se han estudiado factores desencadenantes como ciertas infecciones por estreptococos, lesiones o estrés. También hay una fuerte relación hereditaria.

Tipos de psoriasis:

Se pueden distinguir distintos tipos de psoriasis:

  • Psoriasis en placas, la más usual y que ya hemos descrito más arriba.
  • Psoriasis inversa, que se da fundamentalmente en zonas con pliegues (axilas, debajo de la zona mamaria, genitales, etc.) En este tipo las lesiones no son ásperas si no lisas y de aspecto brillante.
  • Psoriasis ungueal (de las uñas). Es importante diferenciarla de una infección por hongos, para saber desde un principio qué tipo de lacas o cremas debemos aplicar. Normalmente en ambas hay cambio de color de las uñas, pero con la psoriasis también podemos observar un engrosamiento y deformidad de la uña, debido a la alteración del crecimiento.
Psoriasis ungueal

Psoriasis ungueal – (c)LMEG 2015

Aclaraciones importantes a tener en cuenta

Las personas que sufren psoriasis muchas veces se sienten acomplejadas porque es una alteración que se manifiesta externamente y en ocasiones es muy visible. Uno de los motivos por los que se sienten intimidados es debido al desconocimiento de esta enfermedad por la sociedad, aunque el porcentaje afectado a nivel nacional es elevado y cada vez se muestra más interés por conocer sus causas.

Psoriasis en nuca y cuero cabelludo

Psoriasis en nuca y cuero cabelludo

Con esto hay que recalcar que la psoriasis no es una enfermedad contagiosa, como algunos pueden pensar por la descamación que ocurre en la epidermis. Tal y como vimos al principio el origen tiene lugar en una alteración del sistema inmunológico a la que podemos estar predispuestos genéticamente desde que nacemos.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune no contagiosa relativamente frecuente y a la que podemos estar predispuestos genéticamente.

Después de conocer un poco más acerca de esta afección cutánea, en un próximo artículo veremos qué tratamientos y cuidados pueden ayudarnos a mejorar el estado de nuestra piel.

Hasta entonces, un saludo a nuestros lectores.