Importancia del inhalador

El asma es una enfermedad respiratoria crónica de alta incidencia en Canarias y está asociada mayoritariamente a la presencia de los ácaros del polvo doméstico.

Afortunadamente existen formas eficaces de tratamiento: control ambiental preventivo, tratamiento médico por desensitación o alivio sintomático farmacológico mediante inhaladores y nebulizadores.

La vía inhalatoria es la preferible y la más utilizada para la administración de fármacos para el asma en particular y para problemas pulmonares en general, especialmente medicamentos broncodilatadores y antiinflamatorios.

Es fundamental aplicar los inhaladores mediante una técnica correcta.

Sin embargo, en varias ocasiones se ha puesto de manifiesto la existencia generalizada de defectos en la correcta utilización de la vía inhalatoria, con la consiguiente merma de la eficacia terapéutica. Buena parte de estas incorrecciones son atribuibles al desconocimiento existente sobre la adecuada utilización de los dispositivos inhaladores.

Tipos de dispositivos para administrar medicamentos inhalados

Existen dos tipos de aparatos que permiten que tanto el medicamento de rescate (o de alivio rápido) como el medicamento de control (preventivo) lleguen directamente a los pulmones.

a) Nebulizadores

Son aparatos eléctricos que transforman un medicamento líquido en un fino vapor que sale a través de un tubo acoplado a una boquilla de una mascarilla facial.

Es muy útil en bebés y niños ya que no requiere ninguna destreza para recibir el tratamiento. Sin embargo, el medicamento tarda de 5 a 10 segundos en llegar a los pulmones.

Nebulizador

b) Inhaladores

Son aparatos de tamaño reducido que caben en la mano y su acción es más rápida que los nebulizadores.

Hay dos tipos de inhaladores:

  • Inhaladores en cartucho presurizado (inhaladores presurizados de dosis controlada o MDI): son pequeños aerosoles metálicos que proyectan el medicamento con una dosis exacta hacia los pulmones a través de la boca. Puede acoplarse una cámara de inhalación intermedia para facilitar su uso y reducir la impactación del medicamento en la orofaringe.
  • Inhaladores de polvo seco: expulsan el medicamento en forma de polvo seco dosificado sin nebulizarlo. La persona debe esforzarse más, aspirando el medicamento pulverizado de forma rápida y profunda.

Inhaladores

Independientemente del aparato que recomiende el médico, hay que aprender a usarlo correctamente para que el medicamento llegue a los pulmones de una forma efectiva. Esto requiere cierta práctica supervisada.

2379237097_f27665b350_b

Cualquier duda sobre su utilización conviene que sea despejada por un profesional sanitario, puesto que el éxito terapéutico del medicamento depende de su correcta utilización.

Si quieres más información, en Archivos de Bronconeumología puedes encontrar un estudio detallado sobre la utilización de los diferentes fármacos inhalados.

Imagen de nebulizador tomada de Wikipedia / Imagen de inhaladores tomada de Wikimedia / Imagen de Manejo del inhalador en cartucho presurizado tomada de Flickr